Estamos para ti 24h 365 días al Año desde 1974

Trabajamos con todas las compañías de decesos

La Palloza | Arteixo | O Graxal
Últimos Post

Medio siglo de vida de Pompas Fúnebres en A Coruña: «Hemos pasado de velar de noche a los difuntos a ver las cremaciones por 'streaming'»

1622543686348_thumb

LAURA G. DEL VALLE

EDUARDO PEREZ

Isabel Tamarit lleva tres años al frente del primer tanatorio de gestión privada de España. Cuenta que organiza ecofunerales y que la muerte de los «baby boomers» multiplicará la demanda de estos servicios

09 ene 2024 . Actualizado a las 16:21 h.

En Windsor tienen la Operación Puente de Londres, y en Triana la Operación María Jiménez. La cantante sevillana, fallecida el pasado septiembre, diseñó su propia despedida. Para su último adiós quería que paseasen su féretro en un coche de caballos por el barrio que la vio crecer, y se cumplió su voluntad. Lo de preparar la propia muerte es una de las novedades que ha asumido el sector funerario en los últimos años, como explica Isabel Tamarit, que desde hace tres gestiona el primer tanatorio privado de España. Pompas Fúnebres de A Coruña, situado en la plaza de A Palloza, ha visto cómo el paso del tiempo ha influido también en el terreno de la muerte. Que tampoco escapa a las redes sociales.

Con medio siglo de vida a sus espaldas, este tanatorio lo creó Antonio Modia, tío del marido de Isabel, junto a tres socios. Como explica Tamarit, eran los setenta y les pareció que había que dar a las familias un servicio confortable fuera de casa para velar a sus seres queridos, ya que para muchos empezaba a ser inviable, por una cuestión sentimental y de espacio, realizar esta tarea en en el seno del hogar. «Las salas de velación, que Antonio las llamaba ‘hogares’, eran precisamente esto; lugares donde la gente se sintiese bien aunque estuviera en un sitio desconocido hasta ese momento».

Con todo, indica la gerente, lo que entonces se consideraba cómodo y deseable, dista mucho de lo que se busca ahora en un tanatorio: «Hace 50 años parecía que había que salvaguardar cierto ambiente triste, y por eso se optaba por maderas oscuras y cuadros que ahora nadie pondría. Sin embargo, yo soy una fiel defensora de los tonos claros, la luz y hacer que los familiares simplemente con entregar su DNI se desentiendan: en Pompas Fúnebres pueden hasta darse una ducha si lo desean».

Tardó unos diez minutos en salir la particular relación que los gallegos tienen con la muerte. Así, Tamarit comenta que esta comunidad es de las pocas —o la única— que todavía ofrece los servicios de velación nocturna. «Cada vez son menos las familias que solicitan este servicio, pero aún disponemos de habitaciones por si hacen falta; aunque ahora las usan más madres que quieren amamantar o personas que quieren descansar porque han llegado de un viaje».

Esto es tan solo una anécdota en el ramillete de profundos cambios que ha asumido este sector. «La pandemia nos obligó a trabajar mano a mano con las nuevas tecnologías. Pensando en familiares y allegados que no podían estar presentes en el último adiós, así que decidimos incorporar el servicio de cremaciones en streaming, que permite seguir el proceso a través de una pantalla de televisión, y evita que las familias y amigos se desplacen, en este caso, hasta Feáns, donde se realizan las incineraciones».

EDUARDO PEREZ

Pioneros en este tipo de servicios, esta profesional cuenta que Pompas Fúnebres de A Coruña también cuenta con pantallas Vivo Recuerdo, que ofrecen la posibilidad de rendir homenaje «a la vida del fallecido recopilando fotos de sus mejores momentos». Contemplar estas ceremonias como actos dignos de celebración es una estampa que comienza a importarse de Estados Unidos, y que aunque se solicita aún con carácter residual, suele demandarse para personas que mueren siendo jóvenes.

La conciencia verde también llama a la puerta de este sector, y Tamarit, que antes de trabajar en la funeraria se dedicaba al ámbito de la sostenibilidad, explica que su compañía es la única de A Coruña que ofrece ecofunerales. «Todavía no se demanda mucho, pero está bien que se empiece a conocer. Procuramos por ejemplo que las plantas y flores sean de temporada, y que las de las coronas se puedan extraer para llevarlas a casa».

La reinvención del sector es un hecho. Y serán aquellos que ahora cargan apuntes y libros quienes tendrán que seguir adaptando los tanatorios a las necesidades de la sociedad. «Se puede estudiar ADE y dedicarse a gestionar Pompas Fúnebres; al final es poner los conocimientos al servicio de una empresa en lo referente a Recursos Humanos, a los aspectos financieros y a la administración de proveedores», indica Tamarit. Y añade: «Además en los próximos años no es que vaya a haber demanda de estos servicios, es que se va a multiplicar: aún tienen que llegar a la vejez los baby boomers, y ahí va a haber un pico de mortalidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *