Arteixo, un tanatorio con todas las prestaciones

El pasado 8 de julio Pompas Fúnebres de La Coruña abría de nuevo el tanatorio de Arteixo, tras haber parado durante un tiempo su actividad. Un lugar especial para la compañía, que se ha volcado en su renovación y puesta a punto. Por ello, el espacio ofrece ahora cuatro salas de velatorio, ascensor, dispone de capilla, servicio de catering y floristería y, además, parking privado.

 

“Hemos ganado mucha luminosidad en todo el tanatorio y apostado por una decoración con nuevos elementos y vegetación natural”, destacaba la directora de la compañía, Isabel Tamarit.

Situado en Santo Estevo de Morás 24, el complejo facilita a la población de Arteixo los servicios de la funeraria, entre ellos el de cremación, una opción cada vez más demandada en Galicia, evitando mayores desplazamientos a sus habitantes. De esta manera, Pompas Fúnebres de la Coruña continúa con su objetivo de acompañar a sus vecinos en los peores momentos, facilitando el trato, servicio y trámites en los momentos más complicados.

 

Una empresa gallega volcada en Galicia que mantiene, además, alianzas con todas las compañías de seguro, procurando cualquier gestión a realizar.

 

Pompas Fúnebres de La Coruña reabrió además el tanatorio de O Graxal en el pasado mes de marzo, tras renovar el interior del edificio y sus cinco salas, consiguiendo, de esta manera, estar más cerca de los vecinos de Cambre, Oleiros y Culleredo.

 

Casi medio siglo después de su andadura, la compañía continúa trabajando con el mismo espíritu que su fundador, D. Antonio Modia, imprimió en sus inicios y que pervive, aún hoy en día, en todos y cada uno de sus trabajadores.

Deja un comentario

×